5 Consejos para NO engordar en Navidad

18 diciembre, 2018

consejos no engordar navidad

Ya tenemos aquí las Fiestas Navideñas. Fechas en las que nos reunimos con la familia y amigos, mucha gente que apenas vemos el resto del año pero que tanto nos alegramos de poder juntar en esta época.

Aunque también son fechas de comer y comer, ya que todas esas reuniones curiosamente se hacen alrededor de la comida. En España, los eventos sociales suelen realizarse “para comer”, “para cenar”, “para el aperitivo”, “para el café”, o ahora también muy de moda “el brunch”.

El caso es que siempre hay comida de por medio, y precisamente durante las Navidades, con tanta reunión social lo más habitual es que en enero tengamos algún kilito añadido gracias a los turrones y demás dulces navideños.

Por eso, en el post de hoy queremos echarte una manita con este tema, así que te traemos:

5 Consejos para NO engordar en Navidad

info dias señalados nutricioneo

1. Resérvate para los días señalados

No empieces el desenfreno el 1 de Diciembre. Resérvate los días que vas a tener cenas con compañeros y familiares. E intenta condensar todo en 15 días. Del 23 al 6 de Enero, e incluso declina invitaciones que estén fuera de tu margen. Si son celebraciones espontáneas con compañeros, por ejemplo en plan “vamos a tomar una copa después del trabajo” puedes ir, pero toma sólo una copa de vino o agua con gas.

Me gusta mucho el truco de tener una excusa social para este tipo de ocasiones, ya que parece que eres “el soso” si no te vas con una cogorza. Por ejemplo, que estás delicado del estómago, que tienes algún otro evento el mismo día, que tienes que conducir, o que en la última analítica te salió un poco alto el colesterol y estás intentando no pasarte, que tienes revisión en breve. Pero jamás de los jamases digas que estás a dieta en Navidad. Porque te convertirás automáticamente en el saco de boxeo de comentarios como “¡Venga ya! ¡si un día es un día!” o por el contrario, en cuanto se te ocurra coger una patata frita: “Tú no estabas a dieta…?” En este momento del año, mejor “excusa social”.

 

info raciones nutricioneo

2. Calcula y controla las raciones

Tanto si te toca cocinar como si vas a algún lugar de invitado. Si es la típica comida de picoteo, intenta ajustar y servirte lo que quieres comer y no pasarte de eso. Es una forma de probarlo todo pero a la vez ser consciente de lo que estas comiendo. Si te van a servir en el plato, intenta decir “ya es suficiente” con una ración bastante ajustada, porque luego viene la “propina de la abuela”.

Si te ha tocado cocinar, piensa sobre todo, que si sobra y te da pena tirar comida (¡ya se desperdicia muchísima comida todo el año!) tendrás que comértela tú y tu familia. No lo aconsejamos. Es preferible hacer un menú variado, con varias opciones y bien ajustado, que preparar una marmita gigantesca para 4 personas.

 

info supercompensaciones nutricioneo

3. No hagas supercompensaciones

En contra de lo que siempre se suele decir, no es bueno hacer días “depurativos” ni “detox” ni ninguna de esas locuras milagrosas. Toma buena nota de todos estos consejos, y cuando pase lo peor, podrás retomar tu rutina normal. Son 15 días al año, tienes 350 días más para hacer bien todos esos propósitos que vas a plantearte, pero no restrinjas en exceso entre los días que vas a “pasarte”.

Si bien no es necesario hacer grandes comilonas, es lógico pensar que van a juntarse demasiadas oportunidades de comer mucho y beber en un corto espacio de tiempo, pero si no te abandonas a ponerte ciego sin remedio, lo más normal es que tu cuerpo tenga menos hambre los días posteriores a las citas más señaladas. Pero sin agobios, porque si entre turrón, copas y asados de la abuela, te lías a comer nada más que piña (por ejemplo) sólo vas a conseguir desajustar aún más el organismo, encima sin adelgazar un gramo, y hasta es posible que engordando el doble. Si el 7 de enero te plantas con un par de kilos más, casi seguro será efímero y volviendo a la rutina podrás bajarlos sin problema.

 

info bebidas nutricioneo

4. Cuidado con las bebidas

El alcohol nunca es bueno, pero ya sabemos que el ambiente festivo y las reuniones multitudinarias animan a que uno se olvide del agua. Nuestro consejo es alternar: Si vas a pedir cerveza en el aperitivo, toma agua con el plato principal, pero si por el contrario prefieres comer con vino o brindar con champán al postre, mantente tomando agua o agua con gas el resto del tiempo.

Evita los refrescos, tanto los light como los normales, y si vas a tomarte un cubata (esto parece tabú entre los nutricionistas, y aunque dejamos claro que nunca lo aconsejaríamos, vivimos en el mundo real) déjalo para el momento inevitable: por ejemplo, si sabes que vas a salir con los amigos el día de Nochevieja, resérvate para ese día. Pídelos cortos y mejor con agua o en este caso sí, refresco light. A pesar de todo y siempre: bebe mucha agua, porque si te mantienes hidratado no tendrás tanta sed y no te apetecerá tanto otra bebida.

 

info ejercicios nutricioneo

5. No descuides tu rutina de ejercicio

Estos días se suman a las celebraciones especiales a la mesa, que muchas veces nos vamos de viaje a visitar a la familia o tenemos días de vacaciones. Si es tu caso, procura además no apalancarte en el sofá. En este hemisferio es mes de frío, pero procura no añadirle al cóctel de comidas un ocio basado en asar castañas alrededor de la lumbre. Por más idílico que pueda aparecer la escena, solo empeorará drásticamente la situación. Sal a pasear, patinar sobre hielo, poner el árbol y si tienes posibilidad, no variar tu rutina de actividad (sea caminar o ir al gimnasio). Todo lo que sea moverse ayudará a que los turrones y polvorones no participen en que empieces el año con un michelín de más.

Y esos son nuestros 5 consejos para que cuando llegue enero sólo hayas almacenado bonitos recuerdos y no una o dos tallas más.

¡Feliz Navidad!

 

5 consejos para no engordar en Navidad NutricioNeo

 

 

Por Nerea Rivera
Diseños de Ali Temprado

1 people reacted on this

Leave a Reply: