Ecología | Las otras formas de alimentarse

27 marzo, 2019

desperdicio

Afortunadamente, en los últimos tiempos cada vez más gente está concienciada con que la alimentación es pieza clave en el modelo de consumo. Así, lo que compramos, lo que comemos, cómo lo cocinamos, y lo que tiramos juega un papel importante en el medio ambiente y por tanto en la salud del planeta, además de en la nuestra propia.

Pero si aún eres de esos que van al supermercado y comienza a llenar el carro sin plantearse cómo llegaron esos productos hasta ahí, hoy queremos hablaros de esas otras maneras de comprar y de alimentarnos, y esperamos sembrar el interés por todas o al menos por alguna.

desperdicio

Plataformas o aplicaciones móviles contra el desperdicio

Permiten acceder a alimentos que de otra manera están en riesgo de convertirse en desechos:

  • Too Good To Go: Aplicación que te permite detectar los establecimientos cercanos al lugar donde te encuentres y ofertan su excedente de comida a mejor precio. Es una forma de comer bueno, rico y barato y además ayudar al medio ambiente.
  • We Save Eat: Una plataforma que conecta consumidores y comercios y así se da salida a alimentos que ya tienen corta vida útil. Es una forma de encontrar ofertas de hasta el 70% de descuento, y así también estaremos ahorrando energía, agua y otros insumos al planeta.
  • Ni las Migas: Esta app pone en contacto pequeños comercios del sector de la hostelería (restaurantes, buffets, comedores…), así como minoristas (panaderías, fruterías, supermercados…) en Madrid y alrededores con clientes que desean ahorrar y además ayudando a evitar el desperdicio de comida.

desperdicio

Mercados de productores y cooperativas de productos ecológicos y de proximidad

Además de comer sano, de temporada y de proximidad, comprar directamente a agricultores a través de cooperativas que suelen estar en herbolarios y tiendas ecológicas, es una forma de evitar gasto en largos transportes, ahorrar intermediarios y mejorar la sostenibilidad.

Tiendas a granel

Lo más frecuente es encontrar legumbres, cereales, harinas y otros alimentos poco peredeceros en estas tiendas. Pero también hay especias, infusiones, huevos, aceites, frutos secos, verduras y frutas. Además puedes encontrar otro tipo de productos: de limpieza, higiene personal, etc.

Fundamentalmente suponen la reducción de plásticos, y la reutilización de otro tipo de envases. Dispones de un Directorio de Tiendas para saber si hay alguna cerca de ti.

sostenibilidad

Huertos urbanos y verticales

Si tenemos unos buenos conocimientos de siembra y mantenimiento de estos pequeños espacios naturales a pie de balcón, será un placer autoabastecerse de plantas aromáticas y algunas hortalizas, Pero cabe tener en cuenta que también hay que saber aprovechar lo que te da la tierra, si no aumentarás el residuo en lugar de ahorrar.

Si tienes un espacio más grande, será además una buena forma de entretenerte y mantenerte en forma, pero la recomendación en este caso es que seas coherente plantando. Además es ideal que aprendas a realizar conservas caseras.

Hay una aplicación que te ayuda a mantener tu huerto explicando todos los cuidados de cada planta que desees incluir: iHuerting.

Guías de alimentos analizados en función de cómo han sido producidos

Muchas empresas tienen un índice de sostenibilidad que cumplir desde finales del siglo pasado que se llama Dow Jones, y esto va significando incorporar consideraciones de sostenibilidad en sus políticas alimentarias. Dadas las implicaciones normativas, con las guías se pretende dar a conocer las buenas prácticas y elecciones alimentarias específicas que ya son una estrategia obvia para abordar la sostenibilidad.

Comida para llevar en bicicleta

Una nueva forma de transporte que ya nos hemos acostumbrado a ver, especialmente en las grandes ciudades. Empresas como Deliveroo, Glovo, o más respetuosa con las condiciones del trabajador: Mensakas (sólo opera en Barcelona) prestan el servicio de llevar tu comida a domicilio en bici. Si dejamos a un lado la precariedad del trabajo en algunas de estas empresas, en el fondo se trata de dar un servicio más sostenible, y que además fomenta el consumo de comida ecológica, un transporte saludable, que no contamina y un consumo responsable a todos los niveles.

 

Como ves, algo está cambiando. Se acaba el mes de marzo, que es para nosotras un mes importante para el planeta:

El pasado 22 fue el Día del Agua, y ayer mismo 26 de marzo ha sido el Día Mundial del Clima.

Cuidar nuestro entorno forma parte de cuidar nuestra salud. Muchos pequeñas personas, haciendo pequeñas cosas, en muchos lugares del mundo… ¡conseguirán grandes cambios!

 

 

Por Nerea Rivera

Leave a Reply: